La Tierra pulsa cada 26 segundos, ¡pero los sismólogos no parecen estar de acuerdo por qué!

Al menos desde principios de la década de 1960, este misterioso pulso ha sido documentado en múltiples continentes.

¿Alguna vez te has preguntado si la Tierra tiene su propio latido? Bueno, resulta que sí. Cada 26 segundos, un pulso sutil, conocido como "microsismo", reverbera a través de la corteza terrestre. Este fenómeno ha intrigado a los sismólogos durante décadas, pero la causa sigue siendo un misterio. Entonces, ¿qué causa las pulsaciones de la Tierra?

La Tierra pulsa cada 26 segundos
El pulso, también conocido como "microsismo", fue descubierto por primera vez en la década de 1960 por el investigador Jack Oliver en el Observatorio Geológico Lamont-Doherty. iStock

El descubrimiento de las pulsaciones de la Tierra.

La primera observación documentada del pulso de la Tierra se remonta al principios de la década de 1960 por el geólogo Jack Oliver. Oliver, un pionero en la investigación de la tectónica de placas, notó una señal recurrente en los sismómetros, lo que indicaba una actividad sísmica constante. Llamó a este fenómeno “microsismo” y especuló que su origen podría estar en algún lugar del Océano Atlántico sur o ecuatorial.

Sin embargo, no fue hasta 2005 que el microsismo ganó una atención significativa. Greg Bensen, un estudiante de posgrado de la Universidad de Colorado en Boulder, se topó con una señal fuerte de una fuente distante mientras trabaja con datos sísmicos. Este descubrimiento despertó la curiosidad de los investigadores, lo que llevó a nuevas investigaciones e intentos de desentrañar la causa detrás de las pulsaciones de la Tierra.

La naturaleza del ruido sísmico.

Para comprender las pulsaciones de la Tierra, primero debemos explorar el concepto de ruido sísmico. El ruido sísmico se refiere a las vibraciones y perturbaciones que ocurren dentro de la corteza terrestre, incluso durante períodos relativamente tranquilos. Una de las principales fuentes de ruido sísmico es la energía transferida del sol a la atmósfera terrestre, generando vientos, tormentas, corrientes oceánicas y olas. Cuando estas olas llegan a la costa, transfieren su energía a la tierra, provocando vibraciones que pueden ser detectadas por sismómetros.

Según Mike Ritzwoller, sismólogo de la Universidad de Colorado en Boulder, el ruido sísmico es comparable a los golpecitos en un escritorio. El impacto deforma el área cercana al punto de contacto y la vibración se transmite por toda la superficie. De manera similar, las ondas sísmicas se propagan a través de la Tierra, lo que permite a los sismólogos estudiar estos patrones y obtener información sobre el interior de la Tierra.

El misterio del pulso de la Tierra

Si bien el ruido sísmico durante los períodos de calma es un fenómeno conocido, las pulsaciones de la Tierra cada 26 segundos siguen siendo un misterio. Los investigadores han intentado determinar la causa exacta de esta actividad sísmica regular, pero aún no se ha llegado a un consenso. Algunos científicos proponen que las pulsaciones son el resultado de las olas que golpean las costas, mientras que otros sugieren La actividad volcánica como posible causa..

Gary Holcomb, geólogo del Servicio Geológico de Estados Unidos, realizó un estudio en 1980 que encontró una correlación entre el microsismo y las tormentas. Sin embargo, su trabajo, junto con la investigación anterior de Jack Oliver, no recibió mucha atención en ese momento, y el habitual redoble sísmico siguió siendo pasado por alto.

El Golfo de Guinea: un lugar clave

En 2005, el equipo de Bensen de la Universidad de Colorado, Boulder, logró un gran avance en su investigación de las pulsaciones de la Tierra. Al analizar las señales desde varios ángulos, pudieron triangular el origen del pulso en el Golfo de Guinea, específicamente en una región conocida como la Bahía de Bonny. Esta zona, frente a la costa occidental de África, se convirtió en el punto focal de investigaciones posteriores.

La Tierra pulsa cada 26 segundos
La ensenada de Bonny en el golfo de Guinea, donde se origina el pulso. Wikimedia Commons

Garrett Euler, un estudiante de posgrado de la Universidad de Washington en St. Louis, limitó aún más la fuente del pulso a la ensenada de Bonny. Los hallazgos de Euler apoyaron la teoría de que las pulsaciones fueron causadas por ondas que golpeaban la plataforma continental. Cuando las olas encuentran el suelo sólido en esta área, la presión deforma el fondo del océano, produciendo pulsos sísmicos que reflejan la acción de las olas.

Olas versus volcanes: el debate continúa

Aunque la evidencia apunta a las ondas como la causa principal de las pulsaciones de la Tierra, la comunidad científica no está del todo convencida. En 2013, Yingjie Xia y su equipo del Instituto de Geodesia y Geofísica de Wuhan, China, propusieron una teoría alternativa. Sugirieron que el punto de origen del pulso, que se encuentra cerca de un volcán en la isla de Santo Tomé, plantea la posibilidad de que la actividad volcánica sea la fuerza impulsora detrás del microsismo.

La Tierra pulsa cada 26 segundos
Otra explicación apuntaba a la actividad volcánica como la fuerza impulsora detrás del microsismo. iStock

Un microsismo similar causado por la actividad volcánica se puede observar en el volcán Aso en Japón. Estas similitudes han llevado a algunos investigadores a considerar la hipótesis volcánica como una explicación plausible de las pulsaciones de la Tierra. Sin embargo, el debate continúa y se necesitan más investigaciones para determinar definitivamente la causa.

Preguntas sin respuesta

Mientras persiste el misterio que rodea las pulsaciones de la Tierra, numerosas preguntas siguen sin respuesta. ¿Por qué la Bahía de Bonny exhibe este fenómeno único cuando otras plataformas continentales y volcanes alrededor del mundo no lo hacen? ¿Qué factores contribuyen a la sincronización específica de las pulsaciones cada 26 segundos? Estos intrigantes enigmas presentan emocionantes oportunidades para que las futuras generaciones de científicos descubran los secretos escondidos bajo nuestros pies.

Si bien el estudio de las pulsaciones de la Tierra puede no alinearse con los objetivos principales de la sismología, es un campo de investigación fascinante que arroja luz sobre el intrincado funcionamiento de nuestro planeta. Como afirma Mike Ritzwoller, todavía hay fenómenos profundos e inexplicables que esperan ser descubiertos. El viaje para desentrañar los misterios de las pulsaciones de la Tierra continúa, impulsado por la curiosidad y dedicación de científicos de todo el mundo.

Reflexiones finales

Las pulsaciones de la Tierra cada 26 segundos cautivan a la comunidad científica con su misterio rítmico. A pesar de décadas de investigación, la causa exacta de estos microsismos sigue siendo difícil de alcanzar. Ya sea como resultado de las olas que golpean las costas o de la actividad volcánica, el pulso de la Tierra proporciona un recordatorio constante de las fuerzas dinámicas en acción. debajo de nuestros pies. A medida que los investigadores continúan explorando este fenómeno, sólo nos queda esperar que futuros descubrimientos nos acerquen a la comprensión del Secretos escondidos dentro de la Tierra.El sutil latido del corazón.